Ventajas del KVM por IP

Black Box Explains img

Explicación de KVM por IP

La tecnología de acceso KVM por IP extiende las señales de teclado, vídeo y ratón (KVM) de cualquier ordenador o servidor a través de una red TCP/IP por una red LAN, WAN o conexión a Internet. Mediante esta conexión de KVM por IP (KVMoIP), los usuarios remotos podrán acceder y controlar varios servidores simultáneamente desde cualquier lugar, dentro o fuera de la organización, en cualquier parte del mundo. Esta tecnología funciona en diferentes entornos hardware y es ideal para la gestión de centros de datos repartidos en distintos lugares o sucursales.

Las soluciones KVM de alto rendimiento ofrecen la máxima seguridad, flexibilidad y fiabilidad para su red. Desde una única pantalla, teclado y ratón, podrá acceder a todos sus ordenadores, al margen de dónde estén localizados, ya sea en otra sala o edificio. Podrá cambiar de manera inmediata entre aplicaciones y ejecutar varias funciones en rápida sucesión y sin retardos. El KVM por IP suministra mejores contenidos y de forma más rápida para una amplia gama de aplicaciones, entre ellas broadcast y centros de control. A continuación le mostraremos ocho razones a tener en cuenta para cambiar a una solución de KVM por IP.


8 ventajas de utilizar KVM por IP:

  1. Acceso remoto a ordenadores y software
    Tome el control de todos los ordenadores remotos, servidores y máquinas virtuales en su LAN o WAN conectando sus conmutadores KVM a través de su red IP existente. El KVM por IP combina las ventajas del software de acceso remoto con los beneficios de la tecnología de conmutación KVM. Como ocurre con la mayoría de conmutadores KVM, los productos KVMoIP no requieren la instalación de ningún software en los ordenadores. Se conectan directamente a los conectores de teclado, monitor y ratón del ordenador principal o del conmutador KVM. El conmutador KVM por IP digitaliza la señal de vídeo entrante y la procesa en datos digitales que se comunican con un ordenador cliente remoto a través de una LAN / WAN o la Internet pública.

  2. Mayor flexibilidad de la red
    Diseñe su arquitectura de red en función de sus necesidades y aplicaciones, pero no en su ubicación física. Con el KVM por IP podrá instalar sus servidores y otros dispositivos en cualquier lugar, sin necesidad de tirar cable para una conexión directa. En vez de ello, podrá utilizar un extensor KVM punto a punto o agregar múltiples puntos finales para formar una matriz conmutada.

  3. Escale su red a medida que crece
    Con los conmutadores de KVM por IP podrá conectarse a un número casi ilimitado de puntos finales. Incluya cientos e incluso miles de usuarios y dispositivos a un sistema unificado. Es fácil de escalar a medida que crece, simplemente tendrá que agregar transmisores y receptores.

  4. Evite costes adicionales y ahorre dinero
    La tecnología KVM digital utiliza su red existente, de modo que no tendrá que invertir en nuevos dispositivos de conmutación dedicados ni en cableado, ni en la mano de obra necesaria, para crear una infraestructura separada. El KVM por IP permite a un usuario remoto mover archivos, sin ningún esfuerzo, desde un dispositivo de almacenamiento masivo, como por ejemplo una unidad flash USB o a una unidad de CD, desde su ubicación hasta el ordenador donde esté trabajando. Gracias a la reducción del tiempo y de los desplazamientos obtendrá un ahorro importante de costes. Estas capacidades se traducen en ahorros reales para aquellas empresas en las que proliferan servidores en muchas oficinas, especialmente en corporaciones y agencias gubernamentales que requieren un tiempo de funcionamiento 24/7 y acceso en tiempo real a servidores de misión crítica los 365 días del año.

  5. Acceso remoto a ordenadores y máquinas virtuales simultáneamente
    Conecte una combinación de servidores tradicionales y virtualizados utilizando la solución de conmutación KVM por IP del InvisaPC . Con la tecnología KVM por IP, podrá hacer una transición gradual a un sistema virtualizada. Esta solución requiere un menor ancho de banda, haciéndolo ideal para su implementación en arquitecturas LAN o WAN. Le permite migrar del escritorio tradicional a un sistema virtual sin sacrificar el rendimiento. Las soluciones KVM por IP brindan soporte para PC's instalados en rack y escritorios virtuales.

  6. Ahorre espacio
    El cambio de los servidores en la nube le permite ahorrar espacio, reducir el calor, el ruido, y permite la realización de mantenimientos sin interrupciones. Con un KVM digital podrá ubicar ordenadores en lugares seguros y conectarlos a través de unidades InvisaPC instaladas en la parte trasera del monitor.

  7. Garantice una transmisión de imágenes de baja latencia en tiempo real
    Transmita vídeo HD y audio con baja latencia y un consumo mínimo del ancho de banda disponible. Utilizando las soluciones KVM de alto rendimiento podrá incluso distribuir vídeo Full HD a cualquier parte de la red sin perder calidad.

  8. Gestión remota de redes con acceso BIOS.
    El KVM por IP le permite acceder a servidores remotos a nivel BIOS, algo importante cuando necesita solucionar problemas de forma remota, sin necesidad de desplazar a un técnico. Instale o recupere aplicaciones software e instale parches del sistema operativo desde cualquier parte del mundo donde se encuentre. Además, este control a nivel BIOS es posible con independencia de la marca y modelo del servidor e incluso funciona si el sistema operativo está bloqueado. Al poder solucionar problemas de red desde una ubicación remota, podrá gestionar los problemas desde su escritorio y ahorrarse la molestia de tener que desplazarse a una instalación en mitad de la noche.

 

 

 

 

 

Extensión y conmutación de señales escalable

InvisaPC cubre la brecha entre la extensión y conmutación KVM por IP y el acceso a máquinas virtuales. Proporciona acceso remoto a CPU físicas o virtuales para aplicaciones en tiempo real y de gran ancho de banda.

Si dispone de un sistema más pequeño, es fácil y rentable actualizarse a KVM por IP. Si dispone de un sistema más grande, podrá «limitar» su sistema existente y hacerlo «crecer» con una nueva plataforma KVM basada en IP. Descargue la guía de conmutación a KVM digital para ver cómo limitar y hacer crecer su sistema o realizar una actualización completa.

 

Productos Similares

Recursos

El sitio web de Black Box utiliza cookies. Continuando con el uso del sitio web de Black Box, o cerrando el mensaje a la derecha, 
Usted acepta el uso de cookies en este sitio web.

Más información.