blackbox loader
Website orders are unavailable until March 4th, 2024. Please call +34 91 659 01 91 or email us at spn.info@blackbox.com.

Technology Blog

Los tres errores más comunes al comprar un KVM

 ene. 11, 2022   |    George Kalantzis

El mayor error a la hora de adquirir un conmutador KVM es comprarlo por el precio más bajo como único factor, sin tener en cuenta las necesidades futuras ni comprender las limitaciones o problemas relacionados con la tecnología del conmutador. Uno de los errores de compra de KVM más comunes es comprar un conmutador KVM que resuelva sus problemas sólo para hoy y asumir que es totalmente compatible con el equipo del usuario final. Cuando esto ocurre, los usuarios finales vuelven al vendedor diciendo que recientemente compraron una solución KVM pero que compraron este nuevo sistema XYZ que hace A, B y C; sin embargo, el conmutador KVM no fue diseñado para soportar D y E. Este tipo de problema hará que el usuario tenga que comprar una nueva solución KVM separada o configurar el sistema como una entidad separada. Esto puede ser frustrante, especialmente si han comprado muchas unidades y no están funcionando para los usuarios finales o el uso de la aplicación. Algunos conmutadores KVM de bajo coste tienen limitaciones en cuanto a los dispositivos que pueden admitir o cómo pueden interactuar con otros equipos, lo que puede causar muchos retrasos en el despliegue y problemas con las expectativas.

En sistemas más complicados que requieren módulos de acceso al servidor (adaptadores que cuelgan de la parte posterior de cada PC o servidor) y varios tipos de accesorios para el montaje y el acceso, los usuarios pueden leer erróneamente un artículo de marketing que intenta venderles sólo un conmutador y no menciona que el usuario está obligado a tener los accesorios adicionales para que funcione. Si se pide el interruptor sin estos accesorios, el instalador lo recibirá y se sentirá muy frustrado. Al comprar los sistemas más complicados, tenga en cuenta que los conmutadores KVM que utilizan cualquier tipo de cable CATx le obligarán en última instancia a comprar otro dispositivo que se conecte a ambos extremos para codificar/decodificar las señales.

Otro error muy común es que los usuarios compren diferentes tipos de equipos de distintos fabricantes (conmutador KVM del proveedor A, extensor KVM del proveedor B y una bandeja KVM del proveedor C) y se sorprendan al encontrar problemas. Al realizar la instalación y configuración inicial, el 90 por ciento de estos usuarios se darán cuenta muy rápidamente de que tendrán muchos problemas de compatibilidad entre manos. En Black Box, si sugerimos una solución que incluya la conexión de más de un sistema, hacemos todo lo posible para proporcionar soporte para que usted, el usuario final, no tenga que luchar para que funcione.

Para más consejos de compra de KVM, visite www.blackbox.com/en-us/black-box-brand-products/kvm.

CONTACTE CON NOSOTROS

Posts

Los tres errores más comunes al comprar un KVM

 ene. 11, 2022   |    George Kalantzis

El mayor error a la hora de adquirir un conmutador KVM es comprarlo por el precio más bajo como único factor, sin tener en cuenta las necesidades futuras ni comprender las limitaciones o problemas relacionados con la tecnología del conmutador. Uno de los errores de compra de KVM más comunes es comprar un conmutador KVM que resuelva sus problemas sólo para hoy y asumir que es totalmente compatible con el equipo del usuario final. Cuando esto ocurre, los usuarios finales vuelven al vendedor diciendo que recientemente compraron una solución KVM pero que compraron este nuevo sistema XYZ que hace A, B y C; sin embargo, el conmutador KVM no fue diseñado para soportar D y E. Este tipo de problema hará que el usuario tenga que comprar una nueva solución KVM separada o configurar el sistema como una entidad separada. Esto puede ser frustrante, especialmente si han comprado muchas unidades y no están funcionando para los usuarios finales o el uso de la aplicación. Algunos conmutadores KVM de bajo coste tienen limitaciones en cuanto a los dispositivos que pueden admitir o cómo pueden interactuar con otros equipos, lo que puede causar muchos retrasos en el despliegue y problemas con las expectativas.

En sistemas más complicados que requieren módulos de acceso al servidor (adaptadores que cuelgan de la parte posterior de cada PC o servidor) y varios tipos de accesorios para el montaje y el acceso, los usuarios pueden leer erróneamente un artículo de marketing que intenta venderles sólo un conmutador y no menciona que el usuario está obligado a tener los accesorios adicionales para que funcione. Si se pide el interruptor sin estos accesorios, el instalador lo recibirá y se sentirá muy frustrado. Al comprar los sistemas más complicados, tenga en cuenta que los conmutadores KVM que utilizan cualquier tipo de cable CATx le obligarán en última instancia a comprar otro dispositivo que se conecte a ambos extremos para codificar/decodificar las señales.

Otro error muy común es que los usuarios compren diferentes tipos de equipos de distintos fabricantes (conmutador KVM del proveedor A, extensor KVM del proveedor B y una bandeja KVM del proveedor C) y se sorprendan al encontrar problemas. Al realizar la instalación y configuración inicial, el 90 por ciento de estos usuarios se darán cuenta muy rápidamente de que tendrán muchos problemas de compatibilidad entre manos. En Black Box, si sugerimos una solución que incluya la conexión de más de un sistema, hacemos todo lo posible para proporcionar soporte para que usted, el usuario final, no tenga que luchar para que funcione.

Para más consejos de compra de KVM, visite www.blackbox.com/en-us/black-box-brand-products/kvm.

CONTACTE CON NOSOTROS

You have reached the end!
Click here to return to top.