Una refinería de Alúmina utiliza Emerald KVM para controlar su nuevo sistema de automatización


Para garantizar el acceso remoto a los servidores, una gran refinería de aluminio necesitaba una solución KVM avanzada y confiable que admitiera video Full HD DVI y extensión de señal más allá de 50 metros.

Desafío

Una de las mayores refinerías de alúmina ubicada a las afueras de Brasil necesitaba actualizar su sistema de automatización con nuevos servidores. Al planificar dicha actualización, el personal de IT de la refinería se percataron de que los nuevos servidores que querían instalar tenían una interfaz de vídeo DVI y su solución de Extensión KVM existente tenía una interfaz de vídeo VGA, lo que los hacía incompatibles. Esta incompatibilidad de vídeo constituía un problema importante, porque se suponía que los operadores de la sala de control deberían utilizar la solución KVM para acceder a los nuevos servidores ubicados en una sala de servidores a 50 metros de distancia. Para garantizar que los operadores tuvieran acceso a todos los servidores que necesitaban para llevar a cabo su trabajo desde las estaciones de trabajo de la sala de control, la refinería requería una solución KVM avanzada y fiable que soportara vídeo DVI Full HD y la extensión de la señal más allá de 50 metros. Además, el cliente quería una solución de un proveedor de confianza, puesto que su sala de control es crítica para todas sus operaciones. El cliente se puso en contacto con Black Box en busca de ayuda porque nosotros habíamos instalado su solución de extensión KVM actual. Además, el cliente sabía que somos una marca de renombre con un soporte técnico excepcional que proporciona ayuda antes, durante y después de la instalación.

La Solución

Black Box recomendó la solución de extensión KVM Emerald® SE ya que los extensores admiten vídeo DVI Full HD y pueden extender señales hasta 100 metros. Además, el fiable rendimiento y la flexibilidad del Emerald proporcionarían al cliente una excepcional funcionalidad KVM, de modo que los operadores pudieran llevar a cabo sus trabajos de forma efectiva desde la sala de control. Los extensores Emerald también fueron elegidos porque su extensión punto a punto puede actualizarse a una solución de conmutación matricial avanzada agregando un conmutador IP y el administrador KVM Boxilla®.

Resultados

La refinería y Black Box acordaron implantar una solución de extensión de la sala de control basada en el sistema KVM Emerald SE. Este sistema punto a punto Emerald permite a los operadores acceder a los nuevos servidores instalados en la sala de servidores desde sus estaciones de trabajo localizadas en la sala de control, agilizando así los flujos de trabajo y mejorando la operativa. Por otro lado, el vídeo DVI Full HD ofrece a los operadores una visión clara de los distintos procesos de la refinería que deben supervisar cuidadosamente. Si el cliente necesitara expandir sus operaciones en el futuro, se puede actualizar a una solución de conmutación matricial Emerald con Boxilla.



El sitio web de Black Box utiliza cookies. Continuando con el uso del sitio web de Black Box, o cerrando el mensaje a la derecha, 
Usted acepta el uso de cookies en este sitio web.

Más información.